NUESTRA
HISTORIA

Nuestro apreciable proyecto, nació cuando el actual director de ésta academia, Tito Quiroz, conoció a su maestra misionera, Nancy Benning, durante su estancia en el orfanatorio “Cristo por su Mundo”, ella le enseñaba a Tito el arte de la música y fue así como nació su amor por las notas musicales.

Cuando Tito estaba a punto de culminar su carrera en Derecho, tomó la decisión de realizar un cambio drástico y atreverse a ir detrás de sus sueños: rentó un garaje, lo acondicionó con lo que tuvo a su alcance y comenzó a dar clases de violín. Desde ese momento, gracias a su talento y perseverancia, emprendió un camino de esperanza hacia la cima de un gran éxito.

Poco tiempo después, su lista de alumnos se fue haciendo más grande hasta llegar al punto de sustituir su garaje por instalaciones más amplias.

BENNING ACADEMIA DE MÚSICA

Gracias al incondicional apoyo por parte de Nancy y Hans Benning hacia el proyecto, Tito decidió fundar oficialmente Benning Academia de Música en el 2011, haciendo honor de su nombre a sus grandiosos maestros.

Juntos, han impulsado el valor del servicio a través de su amor por la música, poniendo al alcance de todos, sin distinciones sociales, el arte más bello de todos: La música.

HANS & NANCY

Nancy y Hans Benning, se conocieron en Mittenwald, cuando ambos eran estudiantes de la escuela de violinistas. Juntos descubrieron que su pasión por la
música los unía y los hacía ser un gran equipo, desde entonces decidieron sellar esa pasión musical, con el compromiso de un amor eterno.

Desde 1953, el apellido Benning ha sido sinónimo del arte de la fabricación instrumentos finos y elaborados a mano.

Mientras tanto, Hans Benning continuó desarrollando sus conocimientos trabajando por un tiempo con Carl Becker Sr. en Chicago y con otros grandes músicos en el área de California, como Raymond Del Prado y Frank Kovanda.

Más tarde, en 1964, se mudaron a Los Ángeles, lugar en donde Nancy creció. Ambos comenzaron a trabajar en Studio City Music para continuar con el legado del negocio de la familia de Nancy.

Finalmente, en 1978, Hans y Nancy Benning se hicieron cargo de Studio City Music, cuando Paul, padre de Nancy, decidió retirarse.

Nancy y Hans tuvieron un hijo al que nombraron Eric y lo adentraron desde muy temprana edad al mundo de los instrumentos musicales, Eric mostró un gran interés y un gran talento por este arte. Hasta la fecha es un apasionado de ello.

Actualmente, el hijo de Hans y Nancy trabaja en el negocio familiar y tiene la intención de dirigir la tienda en un futuro para continuar la tercera generación del negocio y no perder la tradición.

Nancy y Hans Benning siempre han poseído un gran sentido de caridad y servicio, gracias a ello, pudieron conocer a Tito Quiroz, el pequeño que vivía en el orfanatorio Cristo por su Mundo y al que le cambiaron el mundo por completo cuando le presentaron el maravilloso arte de la música, fue en ese momento, cuando nació algo sorprendente que sigue latente hasta el día de hoy.